¿Qué se hace con el amianto que aparece en una demolición?

¿Qué se hace con el amianto que aparece en una demolición?

Los empleados de las empresas de excavaciones de Salamanca, a veces, cuando trabajamos en la demolición de una edificación, nos encontramos con que hay restos de amianto, una sustancia que, pese a que su uso está tajantemente prohibido en la construcción desde el año 2001, los especialistas consideran que aún quedan muchos miles de toneladas de amianto por retirar.

El amianto puede aparecer en diferentes formas: jardineras, placas de uralita en tejados y cobertizos, revestimiento de tuberías… La cuestión es que tú mismo puedes encontrarte con elementos de amianto al revolver en un trastero, en un cobertizo de herramientas o en un desván, etc. Y, ¿qué debes hacer si esto te ocurre? Evidentemente, la medida más sensata y segura es la de ponerte de inmediato en contacto con una de las empresas de excavaciones de Salamanca  que cuente con personal especializado en este tipo de actividades que procederá a su retirada conforme a los estrictos protocolos de seguridad.

Conviene recordar que el principal peligro del amianto proviene de las fibras que pueden quedar flotando en el aire al romperse esa jardinera o las placas de uralita, aunque solo se trate de una pequeña rotura casi imperceptible. Si no existe rotura, aunque el riesgo se reduce, no desaparece por lo que será necesario tomar las debidas precauciones de las que ya hemos hablado en otros artículos.

En ningún caso es recomendable tratar de llevarlas a un punto limpio que puede no estar debidamente preparado para recoger restos de amianto, o, bajo ningún concepto, depositarlas en un contenedor que esté cerca de casa.  Ponte en contacto con Excavaciones Fonseca y nosotros nos haremos cargo de su retirada.

haz clic para copiar mailmail copiado